• comunicacionlugia

¿Sabes cuándo se celebró la Romería del Cristo de Chircales por primera vez?


Romería de 1941. Fotografía publicada por Juan Infante Martínez en el grupo de Facebook ‘Fotografías antiguas de Valdepeñas de Jaén’.

Hoy arrancamos un nuevo post haciéndote una pregunta. ¿Cuándo se celebró la romería en honor al Santísimo Cristo de Chircales por primera vez? ¿Lo sabes?


Pues la primera vez que los valdepeñeros se unieron en romería fue el 3 de mayo de 1940, un año después de que se acabara la Guerra Civil. Nos lo contaba Guadalupe Nieto Aceituna en nuestra crónica de julio, agosto y septiembre 1988. ¡Te damos más detalles!


Fue el sacerdote José Ortiz López quien promovió la realización de fiesta popular. “Durante la guerra civil estuvo en el Santuario de la Virgen de la Cabeza y es posible que de allí sacara la idea de celebrarla”, contaba Guadalupe.


Acabada la guerra, este sacerdote volvió a Valdepeñas y el día 18 de mayo de 1939, en medio de una gran fiesta, la imagen del Cristo de Chircales, que había estado guardada en el Ayuntamiento para evitar ser destruida, fue devuelta a su ermita de Chircales.


No fue hasta el día 3 de mayo del año siguiente, en 1949, cuando se celebrara la romería por primera vez. Entonces, era el Hermano Mayor de la Cofradía Cristóbal Amate Santiago.

“Durante el mandato de este Hermano Mayor se realizó el marco que el lienzo tiene en la actualidad; una copia del que se había destruido durante la guerra”, explicaba Guadalupe.


La romería se iniciaba temprano, con el lanzamiento de los tradicionales cohetes. Con este son, los romeros se trasladaban hasta la ermita, la mayoría de ellos a pie, “ya que las caballerías eran entonces un privilegio de solo unos pocos”. “Pero los que las tenían los enjaezaban con los mejores aparejos y las típicas mantas de rayas que, entonces, eran tejidas en Valdepeñas por algunos artesanos que se dedicaban a ello”, nos contaba Guadalupe.


Romería años 50. 1 publicada por Juan Infante Martínez en el grupo de Facebook ‘Fotografías antiguas de Valdepeñas de Jaén’.

Quienes iban hasta la ermita, utilizaban los dos caminos para llegar, lo que agilizaba la llegada de los romeros. Durante los primeros años de celebración, la misa se realizaba en el mismo santuario. Después, se trasladaba en procesión al Cristo hasta una era que había entonces al pasar el arroyo que hay antes de llegar al santuario por el camino de arriba, justo a la derecha. Allí el sacerdote pronunciaba un sermón y, a continuación, volvía el Cristo hasta la ermita en procesión, acompañado por los romeros.


Año 1948. 3 publicada por Juan Infante Martínez en el grupo de Facebook ‘Fotografías antiguas de Valdepeñas de Jaén’.

En cuanto al atuendo de quienes festejaban la fiesta, en el caso de las mujeres no faltaba nunca las alpargatas y un pañuelo liso o estampado de colores vivos y muy vistoso, que cada romera llevaba sobre los hombros para pasarlo después a la cabeza cuando el sol apretaba. Tampoco faltaba al cuello de muchos romeros los estadales que la Cofradía empezó a vender en los años siguientes”, aseguraba la autora del artículo.


¿Y qué se hacía por entonces para comer? ¿Qué marcaba la tradición? Pues bien, la comida se llevaba en unas típicas mochilas que se tejían también en el pueblo, y consistía, básicamente, en matanza. Se acompañaba con vino del terreno.


El Ayuntamiento organizaba una comida para los más necesitados, que consistía en un arroz con habas, que se hacía en una caldera, en el molino que había cerca de la ermita, y que los municipales se encargaban de repartir.


“En contraposición con lo que ocurre ahora, que nos pasamos el día comiendo y bebiendo, entonces se hacía sin demora porque enseguida, y en la misma era en que había tenido lugar el sermón, la banda de música empezaba a tocar, y los mozos y mozas, a bailar. El baile se prolongaba hasta el atardecer porque, de nuevo, los romeros tenían que volver andando hasta el pueblo”, aclaraba Guadalupe.



Dibujo realizado por Rafael Rivilla.

Desde este primer 3 de mayo de 1940 hasta la actualidad, la romería ha tenido diferentes fechas. Unos años después, pasaría a celebrarse el 1 de mayo, coincidiendo con el Día de la Cruz. Tiempo después, siendo párroco del pueblo Daniel Parra, se decidió trasladarla al primer domingo de mayo, día que se sigue celebrando actualmente.


Los cambios se han realizado buscando la mayor comodidad de los valdepeñeros y para evitar que coincidiera con un día entre semana.

21 vistas0 comentarios