• comunicacionlugia

Pedro Barranco Extremera, Socio de Honor de Lugia


Fotografía de Juan Antonio Cabrera.

El post de hoy tiene un protagonista con nombre propio. Un hombre al que todos conocéis de sobra. Pedro Barranco Extremera. Sabéis quién es, ¿verdad? Exacto, ‘Periquillo’. Y es nuestro protagonista de hoy porque desde Lugia, tras la aprobación de los socios asistentes a la Asamblea Ordinaria del pasado 17 de noviembre, se le ha nombrado Socio de Honor.


Sin lugar a dudas, se trata de un reconocimiento más que merecido, ¿no os parece? Pedro siempre ha estado muy unido a Lugia, colaborando y apoyando a la asociación en todas las actividades que hemos venido realizando desde nuestra fundación en 1984. Y desde distintas posiciones: fue presidente, ha realizado cargos de gestión, de tesorería…


Y todo ese trabajo desinteresado bien merecía ser recompensado. Porque tal y como se recoge en nuestros estatutos, “los socios de honor son aquellos que por prestigio y por haber contribuido de modo relevante a la dignificación y desarrollo de la Asociación, se han hecho acreedores de tal distinción”.


Una vez la situación sanitaria sea más propicia y así lo permita, llevaremos a cabo un acto de reconocimiento de este nombramiento.


Cuando Pedro fue presidente coincidió con un momento muy buena de la Asociación. Concretamente, su presidencia coincidió con la publicación de las crónicas 40, 41-42, 43-44, 45, 46 y 47-48. Y en todos estos números fueron publicados asuntos de gran relevancia para Valdepeñas y todos nosotros, destacando, entre otros, los Índices onomásticos, geográficos y de autores, el X Remate de la aceituna, la presentación del libro de fotografías antiguas de Valdepeñas de Jaén y el número especial dedicado a la acogida de niños bielorrusos.


Pero es que a día de hoy sigue colaborando en todo lo que se le necesita. Sin ir más lejos, sigue ejerciendo labores de voluntariado al frente del reparto de nuestra Crónica. Una labor casi diaria, abnegada y de contacto permanente con los socios, que permite mantener los lazos intactos de nuestros socios con la asociación.


A Pedro lo conocéis más que de sobra, ya que ha vivido en nuestro pueblo desde que nació, en 1949. Lo conocemos detrás de un mostrador, en la farmacia, con la que empezó a familiarizarse con tan solo 9 años, cuando empezó a trabajar en la farmacia de D. Mariano Martínez Moutón. Después siguió trabajando mientras realizaba sus estudios de Bachillerato y de Técnico de Auxiliar de Farmacia, siendo el número 1 de su promoción.


En esta misma farmacia continuó hasta 1965, año en el que comenzó a trabajar, hasta el pasado 2014, como Auxiliar de Farmacia con D. José Martínez Luna. Y es aquí, en la farmacia, detrás del mostrador, donde ha aconsejado siempre a sus vecinos en asuntos sanitarios.


Lo conocemos también en el mundo del fútbol, ya que, tras obtener el título oficial de entrenador, consiguió ascender al equipo senior del Valdepeñas Club de Fútbol a la categoría de Regional Preferente. Socio fundador de este club, posee el carné de socio número 1.


Y lo conocemos también por su labor de Juez de Paz, cargo que viene desempeñando desde hace treinta y tres años.


Con este nombramiento, Pedro entra a formar parte de ese grupo de socios de honor que Lugia ha ido nombrando en sus 37 años de historia. Completan ese grupo Luis Caballero Pozo, José Checa Tajuelo, Emiliano Herrera Redondo, Ángel Infante Martínez, Luis Luna Ruiz, Félix Martínez Cabrera, Juan Milla Narváez, Rafael Rivilla Jordán, Josefina Ruiz Peña y Ricardo de Villegas Méndez de Vigo.



144 visualizaciones0 comentarios