• comunicacionlugia

Hablamos con Manuel Delgado Fuentes, de origen valdepeñero y Teniente Coronel de la Guardia Civil



Hoy traemos un post con nombre propio. El de Manuel Delgado Fuentes, Teniente Coronel de la Guardia Civil que, actualmente, ejerce sus funciones como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Badajoz y su provincia.


No sabemos si habéis tenido ya la oportunidad de leer la entrevista que nuestro colaborador Jesús López Ortega le hizo para nuestra última crónica, que ha visto la luz estos últimos días. Si no lo habéis leído, os animamos a hacerlo. Aunque, como ya es costumbre, os traemos aquí un pequeño resumen para que podáis ir abriendo boca.


Manuel Delgado, aunque nacido en Jaén, donde regresó a los 5 años tras vivir ese tiempo en Madrid, tiene orígenes valdepeñeros, pues sus abuelos maternos eran del pueblo. Concretamente, su abuelo era Juan Antonio Fuentes, conocido en el pueblo como ‘Juananto’, que tenía una tienda de ropa y mercería en la calle de Las Parras.



Tiene grandes recuerdos de su infancia en Jaén y en Valdepeñas, donde pasaba los periodos vacacionales al completo. “Sus recuerdos en el pueblo pasan por la tienda y el cortijo de sus abuelos, ayudando en las labores de campo y acompañando en las tardes de caza. Recuerda los puestos de cuco oyendo como cantaban las perdices de su abuelo, las conversaciones interminables al calor de la lumbre y las visitas a la Ermita de Chircales y los paseos a la fuente del papel, donde solían rellenar garrafas de agua para los guisos de su abuela”, escribe Jesús López tras la entrevista.


De su vida familiar, Manuel no está casado, aunque hace 4 años que tiene pareja estable, Rosa. Además, tiene dos hijos, Gonzalo, de 10 años, y Jimena, de 7 años. “Junto a las dos hijas de Rosa formamos un núcleo familiar muy especial”, explica Manuel.



Nuestro protagonista de hoy tiene una fuerte relación familiar con las fuerzas de Seguridad del Estado: Su tío, Guardia Civil destinado en Jaén; su hermano Óscar, también Guardia Civil destinado en Navarra; y su hermana Marta, Sargento del Aire destinada en Zaragoza.


Él tuvo claro desde muy pronto que quería entrar a formar parte de la Guardia Civil, por lo que, una vez finalizado el Curso de Orientación Universitaria, dedicó los dos años siguientes a estudiar y preparar las oposiciones para el ingreso en la Academia General Militar de Zaragoza, lo que consiguió en 1995. Ingresó en la Academia como cadete el 1 de septiembre de 1995, juró bandera el 21 de octubre de ese mismo año y cursó en Zaragoza los dos primeros años de formación militar.


En julio de 1997 obtuvo el nombramiento de alférez cadete y continuó su formación en la Academia Especial de la Guardia Civil de Aranjuez, donde realizó los tres últimos años de carrera. Recibió el despacho de teniente de la Guardia Civil en julio de 2000.


Manuel le cuenta a Jesús durante la entrevista que el 1 de septiembre de 2001 pasó en Comisión de Servicio a la Unidad de Servicios Especiales de la Jefatura del Servicio de Información, responsable de la lucha contra la organización terrorista ETA. El trabajo desarrollado durante los años posteriores a esta fecha fue “apasionante, intenso y gratificante; lleno de momentos duros y situaciones complicadas, pero también lleno de enseñanzas y lecciones de vida que forjan carácter”, asegura. Tras su ascenso a capitán en 2006, continuó prestando servicio en la misma Unidad hasta diciembre de 2009. “Sin duda, es un orgullo personal haber contribuido con mi esfuerzo, junto a miles de compañeros tanto Guardias Civiles como miembros de otros cuerpos policiales, a la derrota de ETA”.


Ascendió a comandante en julio de 2011 y su primer destino le llevó a la Comandancia de Badajoz, donde inició sus pasos como tercer jefe en enero de 2012 y segundo jefe a partir de octubre de 2013 hasta marzo de 2018, cuando pasó a prestar servicios en la Plana Mayor de la Zona de Extremadura hasta su ascenso a teniente coronel en mayo de 2020. Desde el 4 de agosto de 2020 ejerce como jefe de la Comandancia de Badajoz.


Cuenta Manuel que es Guardia Civil por “vocación, amor a España y admiración por la vida militar”. Y es que le gusta servir a los demás, disfruta sintiendo que ha podido ser útil para alguien y le emociona pensar que representa a un Cuerpo que durante años se ha caracterizado por ello. Prestar servicio a la sociedad sabiendo que la satisfacción personal compensará el esfuerzo.


Cuando nuestro colaborador Jesús le pide destacar una etapa especial de su trabajo, no duda en destacar su participación en la lucha contra el aparato financiero de ETA y la labor desarrollada junto a un reducido grupo de guardias civiles en auxilio a los empresarios que estaban siendo extorsionados por la Organización.


Tras eso, tal y como cuenta, su llegada a la Comandancia de Badajoz le devolvió la oportunidad de relacionarse con el trabajo agrícola y ganadero, desarrollando cometidos de seguridad ciudadana y compartir los problemas más básicos de cada población con el deseo de encontrar soluciones a los pequeños problemas cotidianos. “En cuanto al desarrollo y crecimiento profesional, nunca se ha propuesto metas muy ambiciosas, simplemente ha procurado hacer bien su trabajo y ha ido aprovechando las ocasiones que le ha brindado el desarrollo profesional”, recoge Jesús en la entrevista.



Desde aquí, solo nos queda agradecer a nuestro colaborador Jesús López Ortega y, sobre todo, a nuestro protagonista Manuel Delgado por haber hecho posible esta entrevista, compartiendo su historia personal y permitiéndonos ampliar nuestro repositorio de historias de vida ligadas a Valdepeñas.


398 vistas0 comentarios