• asociacionlugia

Día de la Filosofía: Mercedes Torrevejano Parra

17 de noviembre en Valdepeñas se escribe con nombre de MUJER


Nuestra Paisana Mercedes Torrevejano Parra (1941), doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y catedrática en Filosofía en la Universidad de Valencia (y en un breve tiempo catedrática de la Universidad de Santiago de Compostela). Ha sido la primera mujer que obtuvo por oposición, en 1983, una cátedra de Metafísica en la universidad española. Una de los exponentes en lengua castellana más importantes de la Filosofía. Ha dedicado su vida al conocimiento filosófico y a la docencia de la metafísica. Fruto de su esfuerzo es autora de cientos de artículos y libros. Por citar una de sus especialidades, en 2005 publicó y editó la Correspondencia de Enmmanuel Kant (1704 - 1824), del que ha traducido al español gran parte de su obra. Socia de Lugia y perteneciente al Consejo Asesor de nuestra Crónica Semestral.


Mercedes Torrevejano Parra



Doña Gregoria Ruiz fue su primera maestra y única en nuestro pueblo. Su títa "Bebes" Mercedes Parra, instó a sus padres para que pudiera continuar sus estudios en Jaén. Dando el salto a la capital de la provincia para estudiar Bachillerato en el Colegio de las Teresianas, de ahí rumbo a Madrid para zambullirme en los estudios universitarios. Camino superado con tesón, trabajo, esfuerzo y gran humildad.


Pero queremos destacar el alegato feminista que nuestra protagonista realizó en el Pregón (1997) al Santísimo Cristo de Chircales. Mujer y triunfadora, académica e independiente dedicó el pregón a las mujeres de Valdepeñas, a las que vivieron antes que ella y a las que vendrán:


Por todas vosotras que sois madres, esposas, novias, o solteras, o viudas que sacáis adelante a vuestra familia.

Por vosotras, las que trabajáis como amas de casa, o en el comercio y los negocios de este pueblo; o ayudáis a otras familias en los trabajos domésticos.

Por vosotras, las que ayudáis a vuestros hombres en el campo, o salís temporalmente a trabajos agrícolas en otros lugares.

Por las maestras y profesoras de los más jóvenes.

Por las muchachas que van al colegio o se preparan en estudios profesionales o de bachillerato.

POr las estudiantes universitarias, y por todas las que desarrollan profesiones con sus títulos debajo del brazo, habiendo superado selecciones, concursos, oposiciones, ...

Va también por las que siguieron a esposos, hijos, familiares, a otros lugares de España y del extranjero en tiempos más duros, de emigracion obligada. A mi generación pertencen muchas de esas valdepeñeras que hoy no están aquí, pero que, a buen seguro, llevan en su corazón esta Romería y al Cristo que le da nombre.



Esperemos, en años venideros, encontrar más Mercedes en las niñas que hoy estudian en los centros educativos de nuestro pueblo. Me consta que ya las hay, pero esperemos que continúen las valdepeñeras sembrando el mundo con su sabiduría, tesón y trabajo.



135 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo